Archivo mensual: enero 2008

VIVETIEMPO: “Cada uno de nosotros construye su propio Dios” (Prov.chino)

Durante siglos los pensamientos fueron “vivetiempos”, contenían la sabiduría de la tradición popular en apenas dos líneas. Se consideraban más preciados que el oro, porque podían reconducir un destino. Eran espejos y eran ventanas, por ellos podían los hombres autoconocerse y podían también descubrir el mundo. China atesoró algunos de los más bellos: “El tiempo es como tu bolsa, no lo pierdas y tendrás suficiente” o “Lo que se da con el corazón es devuelto dos veces”…

  A continuación te muestro una puerta que te conducirá a algunos de estos “tesoros”, ábrela y llévate sólo uno, pero recuerda, el que te lleves será el que más necesitarás. Así es que escoge bien, y en el apartado de comentarios explica qué enseñanza te ha aportado y por qué te lo llevas!! proverbios-chinos.doc

Anuncios

HOMENAJE A ÁNGEL GONZÁLEZ

La semana pasada murió un “ángel”, un poeta que elevó las palabras con las alas de su poesía y estremeció a varias generaciones con sus versos. Recuerdo su Palabra sobre palabra, donde se recogen la mayor parte de sus poemarios. Y para que siga un poco más vivo en nuestra memoria, aquí están algunos de sus poemas. homenaje-a-angel-gonzalez.doc

Podéis también visitar esta página: http://amediavoz.com/gonzalez.htm

DESEOS PARA EL 2008

Aunque los Reyes Magos ya deben haber llegado a Oriente, aún podemos pedirles algunos deseos para este 2008. Escribe pues tu carta a los Reyes Magos y pídeles en ella algo distinto de lo que se pediría en las fiestas consumistas de Navidad. Te ofrezco aquí, como ejemplo, un principio de carta que tú podrás continuar…

Queridos Reyes Magos, me han dicho que hace mucho que os marchasteis y que estáis muy ocupados con los problemas de Oriente, pero como sois Reyes y magos, seguro que encontraréis la forma de cumplir mis deseos. No pido mucho, tan sólo una mirada amiga que me recuerde que la amistad es el mejor regalo; una porción de esperanza para sobrellevar los días y las dudas; una buena reserva de alegría para abastecer a los que no la tienen, a los secos de tristeza. Dadme, también, si no es mucho pedir, dos alas grandes para alzar mis sueños, pueden llamarse quizás perseverancia o coraje, y que cuando crea que “no llego”, ellas me empujen más allá de mis miedos a la cima de mi sueño, y que en ella, en lo alto, me acompañen los que yo más quiero…

Y ahora a escribir tu carta, a dar letra a tus deseos…………